Caléndula, cáñamo-linaza y zanahoria con hipérico, nuevos aceites corporales de Arahí

Caléndula, cáñamo-linaza y zanahoria con hipérico, nuevos aceites corporales de Arahí
21 junio, 2019 Rosa Aguilar

En Arahí no dejamos de introducir novedades de productos de cosmética natural que aporten beneficios para tu piel. En esta ocasión os presentamos tres nuevos aceites corporales y a continuación os contamos usos, beneficios, etc. de cada uno de ellos.

  • Aceite de caléndula

La caléndula se utiliza para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y como consecuencia ayuda a su regeneración, gracias a sus propiedades terapéuticas.

Previene el acné de los más jóvenes, protege y le da un mayor brillo a las pieles secas, defiende al cuerpo ante posibles ataques y enfermedades, es decir, el aceite de caléndula es anti-vírico, anti-bacteriano y anti-hongos emergentes.

La caléndula posee unas fantásticas propiedades antiinflamatorias, antisépticas, y resulta ideal para cuidar tu cabello. Ideal para niños y pieles sensibles

 

  • Aceite de cáñamo y linaza

El cáñamo es una de las plantas usadas desde hace más siglos por el ser humano ya que nos aporta un alto nivel de proteínas, ácidos grasos, alimento para el ganado, material para confeccionar ropa, papel, pinturas, cuerdas, etc.  En Arahí hemos combinado éste con la linaza, creando un aceite corporal ultranutritivo y calmante.

Entre las propiedades del aceite de cáñamo y linaza:

  • Su gran riqueza en ácidos grasos poliinsaturados, especialmente en ácido linoleico y gamma-linoleico, hace que pueda tener muchísimas aplicaciones terapéuticas (síndrome premenstrual, inflamaciones, artritis, etc.).
  •  Aplicado a nivel externo suele ayudar en muchos casos de picores, alergias, eccemas y diversos problemas de piel. Aplicado sobre las uñas también se observa que mejoran su fortaleza.

 

  • Aceite de hipérico y zanahoria

La zanahoria es una de las verduras más ricas en beta-carotenos (precursores de la vitamina A) con probadas y reconocidas propiedades beneficiosas para la salud y en Arahí, junto al hipérico obtenemos un un aceite altamente cicatrizante y antiinflamatorio.

  • Mantiene la piel flexible y nutrida. Aplícalo si tienes arrugas marcadas o profundas .
  • Es un acelerador del bronceado natural.
  • Ayuda a reparar la epidermis y el cabello por las agresiones meteorológicas: sal, viento, frío y calor.
  • Ayuda a limpiar de impurezas y exceso de sebo las pieles muy grasas o con acné.
  • Al tener vitaminas E y C, aplicado sobre el cuerpo aporta elasticidad y, además, ayuda a combatir no solo la sequedad, también los eczemas de diversa etiología, siempre y cuando no cursen con sangre.

 

 

 

Comments (0)

Dejar una respuesta