Cosmética eco, bio y natural. Te ayudamos a diferenciarlas

Cosmética eco, bio y natural. Te ayudamos a diferenciarlas
13 julio, 2018 Rosa Aguilar

Los términos Bio, Eco y Natural son tres términos que están causando verdadero furor dentro de la cosmética actual gracias a la ausencia de ingredientes sintetizados en laboratorios y su altísimo porcentaje de ingredientes naturales.

Cada vez nos preocupa más lo que ponemos en nuestra piel y crece la conciencia y el interés por llevar una vida más natural y en armonía con nuestro entorno. Por esto, vemos las palabras -eco, bio y natural- por todas partes. Pero, ¿cuál es la diferencia?

¿Qué es cosmética eco, bio y natural?

Pero dentro de tanta terminología es muy fácil confundirse y no saber realmente qué estamos comprando, ya que puede haber productos con distintas denominaciones pero con porcentajes de ingredientes naturales idénticos.

Todo depende del sello de certificación que posean, y es que cada entidad de certificación posee unos estándares distintos para denominar a un producto Bio, Eco o Natural por lo que primero deberás identificar el sello del organismo que regula su calificación para saber qué porcentaje de ingredientes naturales y qué normas han pasado para obtener dicha calificación.

En España son dos empresas las que principalmente se encargar de regular y certificar cuando un cosmético cumple con los estándares necesarios: EcoCert y CosmeBio, aunque es factible que encontremos cosméticos que cumplan estándares fijados por otras empresas europeas.

Por ejemplo, EcoCert denomina que un producto es de Cosmética Natural si:

  • Como mínimo el 95% de los ingredientes son naturales (máximo de 5% de ingredientes de síntesis)
  • Al menos un 5% de los ingredientes del producto final provienen de agricultura ecológica.

EcoCert puede presumir de ser uno de los sellos más estrictos, puesto que no sólo concede el sello a los productos que cumplan estos requisitos sino que también requiere que tanto el proceso de fabricación, así como el packaging sea respetuoso con el medio ambiente. Además también es indispensable que dentro de ese 5% de ingredientes de síntesis no se utilicen ni siliconas ni perfumes entre otros componentes, y que tampoco se teste en animales.

Las diferencias son muy sutiles hasta tal punto que podemos decir que un producto “Bio“ y un producto “Natural y Ecológico“ cumplen prácticamente los mismos estándares.

Resumiendo: Un cosmético puede considerarse “Natural” cuando está compuesto por un 90%* por materias primas naturales de origen vegetal y animal (si se produce naturalmente por ellos: leche, miel, etc.).

Eso sí,  no existe una cosmética 100% natural ya que la mayoría de los productos llevan algún conservante -aunque sea suave- para garantizar su durabilidad y un emulsionante en el caso de cremas.

“Eco, Bio y Orgánica” son sinónimos, es decir, según el país se denomina de una forma u otra, pero se refieren a lo mismo.

Por ejemplo:

  • producto ecológico es conocido en España principalmente
  • producto biológico lo usan en Alemania, Francia..
  • producto orgánico se suele usar más en Estados Unidos, Reino Unido…

Un cosmético puede considerarse “BIO” cuando la fórmula está compuesta por un 95% de ingredientes de origen vegetal y  de todos esos ingredientes en peso un mínimo de 10% debe provenir de la agricultura ecológica.

Algunos ingredientes muy frecuentes en cosméticos (agua, sales, minerales) no pueden ser certificados como ecológicos, ya que no se obtienen de la agricultura. Por ejemplo, algunos champús y cremas, el agua es el compuesto mayoritario, por lo que contienen entre un 10% y un 40% de ingredientes ecológicos, y siempre 95% de ingredientes naturales. Un aceite esencial, que no contiene agua, puede ser 100% de ingredientes ecológicos.

En la actualidad se está trabajando para unificar todos los sellos y denominaciones en una sola, ya que además de EcoCert y CosmeBio tambien hay más sellos como BDIH, Soil Association, AIAB, etc… algo que creo que es urgentemente necesario para no confundir al consumidor y todos tengamos más claro qué es lo que estamos realmente comprando.

Todas estas entidades unidas han creado COSMOS (COSMetic Organic Standard) una norma privada a escala europea, con el objetivo de definir unos requisitos mínimos comunes, armonizar unas normas de certificación de cosméticos ecológicos y naturales.

 

Fuente: https://belleza.trendencias.com

Comments (0)

Dejar una respuesta