ECCEMAS Y SUS TRATAMIENTO AL NATURAL

ECCEMAS Y SUS TRATAMIENTO AL NATURAL
25 enero, 2019 Rosa Aguilar

¿Qué es eccema? ¿Cómo se trata normalmente?

Eccema es un término paraguas para diferentes condiciones inflamatorias de la piel que típicamente resultan en:

  • Piel seca
  • Picazón en la piel
  • Erupciones en la piel
  • Hinchazón de la piel
  • Rojez

Los codos, las rodillas, la cara, las manos y los pies son algunas de las áreas más afectadas por el eccema. Uno de los tipos más frecuentes de eccema es la dermatitis atópica. Este tipo de eccema a menudo empeora a causa de contactos con ciertos productos químicos, en respuesta a telas irritantes, cuando está expuesto a cambios de temperatura u otras cosas que secan la piel y cuando usted sufre de estrés. Aunque las alergias no causan dermatitis atópica, muchas personas con este tipo de eccema tienen alergias también, y la temporada de alergia puede estar asociada con síntomas empeorados.

Los eccemas pueden ser de diferentes tipos. Esto es muy importante ya que el tipo de eccema que padezcamos tendrá un tratamiento diferente.

  • Eccema de contacto: aparece tras la exposición a una sustancia como la parafenilendiamina.
  • Eccema atópico: suelen presentarlo los bebés. Es un tipo de eccema que se puede controlar, pero que puede persistir en la edad adulta aunque con menor gravedad.
  • Eccema herpético: se produce debido a la diseminación del virus herpes simplex.
  • Eccema seborreico: suele aparecer en la cabeza y se denomina “dermatitis seborreica”. Suele empeorar o reaparecer en los periodos de mayor estrés.
  • Eccema discoide: afecta a las personas adultas que sufren de piel seca. Se manifiesta con manchas que, al cabo de los días, empiezan a supurar.

Existen muchos más tipos de eccemas. Todo ellos cursan con picor, comezón, sangrado debido al rascado, infección y manchas escamosas.

Eliminar los eccemas es algo que resulta difícil debido a que no hay una causa exacta, exceptuando la dermatitis de contacto, que nos permita saber qué es lo que lo provoca.

En la actualidad, no hay ninguna cura, aunque sí métodos para controlar los eccemas y prevenir los brotes. Hoy os recomendamos un producto natural para aliviar sus síntomas, la manteca de Karité, además de algunos consejos que conviene saber.

 

Consejos para aliviar los síntomas de eccemas

Si deseas eliminar los eccemas o, más bien, olvidarte de ellos como si se hubiesen ido para siempre, ten en cuenta los siguientes consejos porque te van a ayudar.

  1. No entres en contacto con el detergente al lavar los platos

Utiliza guantes de látex, también, para limpiar el piso. Lo mismo si lavas a mano la ropa o si utilizas lejía para desinfectar. Puedes conseguir detergentes hipoalergénicos y dejar de usar prendas, como toallas, que hayan sido lavadas con el anterior producto.

  1. Opta siempre por las duchas breves en lugar de baños prolongados

La piel necesita hidratación cuando hay eccema, pero el agua caliente agrava el problema.

Mejor utiliza agua tibia y poca. Seca la zona con pequeños golpes, no los frotes, porque así el brote empeorará.

  1. Evita todo tipo de jabones con fragancias

Los geles de ducha suelen tener fragancias y esto los hace muy susceptibles de provocar alergias.

  1. Mantén la piel hidratada y humectada

Para eliminar los eccemas, lo mejor es tener una rutina de hidratación muy estricta. De lo contrario, los eccemas seguirán apareciendo.

  1. Controla la picazón con medicamentos de venta libre o ungüentos caseros.

No te rasques porque eso impide que la piel inflamada sane. Además, esto puede hacer que el eccema se expanda a otras partes del cuerpo.

 

La manteca de karité para el eccema: tratamiento natural.

La hidratación desempeña un papel crucial en el manejo de la dermatitis atópica, porque el eccema causa que la humedad se pierda de su piel más fácilmente. Esto permite que las sustancias infecciosas e irritantes entren más fácilmente, dando como resultado brotes. La hidratación adecuada ayuda a mantener la humedad en la piel y forma una capa protectora, y para ello hoy recomendamos la manteca de karité, por ser un excelente regenerador celular que puede ser aplicado en cualquier parte del cuerpo y aportar un gran número de beneficios gracias a su rica composición llena de vitaminas y minerales muy beneficiosos para nosotros. Es muy rica en vitaminas A y E, que ayudan a equilibrar, hidratar y calmar la piel, y vitamina F que ayuda a revitalizar el cabello dañado y la piel. También nos proporciona una dosis extra de colágeno que nos ayudará a luchar contra los típicos signos de envejecimiento como pueden ser las arrugas e imperfecciones en nuestra piel.

Es un excelente agente curativo y eficaz contra eccemas, quemaduras, cicatrices y moretones, además de otros muchos beneficios que ya contamos en este post.

Es importante un cultivo de origen biológico, su obtención de primera presión en frío y una manipulación y un envasado pensados en respetar y en mantener intactos los activos y las propiedades  de la manteca de karité. De esta manera se obtiene una manteca de enorme pureza y eficacia, como la de Arahí.

Y ahora que eres consciente de todo lo que aporta a tu piel la manteca de karité, ¿quieres probarla? En un solo clic en nuestra web.

 

Fuente: https://mejorconsalud.com

Comments (0)

Dejar una respuesta