La cuesta de enero con energía

Pasadas ya las fiestas navideñas con su correspondiente gasto extra en regalos, comida, eventos y todo lo que surja, ahora todos los mortales sufrimos la denominada y tan conocida “cuesta de enero”.

El pistoletazo de salida a este mes quizás no sea lo más adecuado para ayudar a ahorrar o al menos a no seguir gastando, pues las rebajas son tan golosas que nos invitan a seguir comprando.  Sin embargo, teniendo en cuenta algunas claves que detallaremos a continuación, es posible compaginar la compra de determinados productos aprovechando su precio rebajado junto con una actitud recatada que compense el consumismo navideño.

Respecto a la compra de rebajas, lo mejor es hacer una previsión de productos que necesitaremos en los próximos meses para adquirirlos aprovechando su menor precio, eso sí, haciendo también una análisis para ver si realmente ese precio es “rebaja”, pues también se dan casos de “ofertas” que no lo son o aquellas que no merecen la pena realizar un desembolso en esta época menos boyante.

Además, podemos llevar a cabo otras acciones que nos ayudarán a “subir la cuesta” desahogad@s:

  • Ahorrar energía, reducir el consumo y otros trucos: Lo ideal es que la casa esté a una temperatura que ronde entre 19 y 21ºC por el día y se baje a unos 17ºC durante la noche. Si conseguimos respetar estos parámetros, el consumo de energía se reducirá y con ello el gasto. Al igual que si usamos bombillas de ahorro o hacemos pequeños gestos como desenchufar los aparatos eléctricos cuando ya están cargados, desconectar totalmente y no dejarlo en modo stand-by, etc.
  • Comer fuera de casa y otras actividades de ocio también deben restringirse. Pensemos que ya cubrimos el cupo en navidad y nos será menos difícil privarnos un poco. Además, comer en casa es siempre más saludable y es lo que apetece con el frio invierno (quien no se consuela es porque no quiere).
  • Para conseguir disfrutar en modo “low cost” y sentirse bien sin atormentarnos pensando que todo lo bueno vale dinero, nada mejor que organizar actividades del tipo salidas a caminar aprovechando unos rayitos de sol que tanto se agradecen en invierno, ver una peli bien acompañada en nuestro sofá calentitos y, por qué no, disfrutar de un buen baño con sales Arahí, el mejor relax a “precio de coste”. ¡Ánimo, enero solo tiene 31 días y ya casi está mediado!
También puede interesarte…