NUESTROS ACEITES: relación de aromas y para qué los recomendamos

NUESTROS ACEITES: relación de aromas y para qué los recomendamos
19 julio, 2019 Rosa Aguilar

Os contamos más sobre sus particularidades y beneficios y ampliamos la selección con otros aceites que no te dejarán indiferente por sus texturas agradables y de fácil absorción, y sobre todo sus múltiples beneficios reparadores para nuestra piel y también para el cabello. ¿Sorprendid@? Sigue leyendo:

  • Aceite de aguacate

El aceite de aguacate es uno de los aceites más saludables y beneficiosos. Cuenta con fitoesteroles, vitaminas A y E y ácidos grasos omega 6 y 9. El aceite inhibe la formación de radicales libres, lo que retarda la formación de arrugas y estrías, regenera e hidrata la piel en profundidad. Es muy bueno para el fortalecimiento e hidratación del cabello, dándole brillo. Recupera el cabello seco y le da flexibilidad.

  • Aceite de naranja

Tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antidepresivas, antiespasmódicas y diuréticas. Ayuda a tratar problemas eréctiles, impotencia y disminución de la libido. El aceite también puede sanar las heridas, evita cualquier infección séptica o micótica mientras que desinfecta la lesión. Puede ayudar a curar la inflación en el cuerpo al reducir el dolor y la irritación. También tiene una propiedad carminativa que ayuda a expulsar los gases intestinales, que causa dolores de pecho e indigestión, al relajar los músculos del estómago y anales.

  • Aceite de aloe vera

El aceite concentra los beneficios del aloe vera: tiene propiedades antibacterianas, curativas, hidratantes, regenerativas y nutritivas. Es un poderoso antioxidante natural y regenerador, auxiliando la piel flácida y seca, ya que actúa como un preventivo de las arrugas. Equilibra el pH del cuero cabelludo, reduce el exceso de grasa, hidrata el cabello seco, repara el cabello dañado, fortalece, es anticaspa, anti seborrea, anti caída, y promueve el crecimiento.

  • Aceite de jojoba

Es uno de los más compatibles con la piel del rostro, el cuidado del cabello y de nuestras uñas. Aplicando una pequeña cantidad de aceite de jojoba en las cutículas luciremos unas manos suaves y bonitas. También es ideal para cabellos sin vida porque ayuda a regular la formación de grasa y le aporta un extra de hidratación. Y en la piel, ayuda a renovar las capas externas de las células aportando elasticidad y firmeza al rostro.

  • Aceite de almendras

Tiene múltiples beneficios beauty: combate la sequedad del pelo, aportándole brillo y suavidad al instante gracias a los ácidos grasos oleicos que contiene. Además, también ayuda a tratar e hidratar de manera profunda nuestra piel y al contener Vitamina E, un excelente antioxidanete, ayuda a mejor el aspecto de nuestra piel.

  • Aceite de lavanda

Se obtiene destilando las flores de la lavanda y es uno de los aceites más versátiles  que existen, además de ser un perfecto compañero del hogar por su aroma irresistible. Tiene propiedades antiinflamatorias, que reducen y alivian la piel, y regeneradoras, que nos ayudan a mantenerla sana y la regeneran de cualquier daño ocasionado por el sol. Y es muy recomendable en caso de sufrir acné, porque ayuda a controlar la formación de grasa y reduce la inflamación. Destaca también por sus magníficos efectos relajantes, así que añade unas gotitas en la bañera y ¡adiós problemas!

  • Aceite de argán

Es un aceite que sale de las semillas de esta planta y es conocido en Marruecos (país del que procede) como “oro líquido” u “oro verde”. Tiene un alto contenido de ácidos grasos esenciales, como el Omega 6 y Omega 3, y vitamina E, que le convierte en un perfecto aliado para luchar contra el envejecimiento prematuro de la piel, los radicales libres y las marcas producidas por el acné. Contiene, además, más antioxidantes que incluso ¡el aceite de oliva! Es muy popular para el cuidado del cabello por su capacidad para repararlo, nutrirlo y aportarle el brillo y la suavidad que queremos.

  • Aceite de caléndula

La caléndula se utiliza para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y como consecuencia ayuda a su regeneración, gracias a sus propiedades terapéuticas. Previene el acné de los más jóvenes, protege y le da un mayor brillo a las pieles secas, defiende al cuerpo ante posibles ataques y enfermedades, es decir, el aceite de caléndula es anti-vírico, anti-bacteriano y anti-hongos emergentes. La caléndula posee unas fantásticas propiedades antiinflamatorias, antisépticas, y resulta ideal para cuidar tu cabello. Ideal para niños y pieles sensibles

  • Aceite de cáñamo y linaza

El cáñamo es una de las plantas usadas desde hace más siglos por el ser humano ya que nos aporta un alto nivel de proteínas, ácidos grasos, alimento para el ganado, material para confeccionar ropa, papel, pinturas, cuerdas, etc.  En Arahí hemos combinado éste con la linaza, creando un aceite corporal ultranutritivo y calmante.

Entre las propiedades del aceite de cáñamo y linaza: Su gran riqueza en ácidos grasos poliinsaturados, especialmente en ácido linoleico y gamma-linoleico, hace que pueda tener muchísimas aplicaciones terapéuticas (síndrome premenstrual, inflamaciones, artritis, etc.) Aplicado a nivel externo suele ayudar en muchos casos de picores, alergias, eccemas y diversos problemas de piel. Aplicado sobre las uñas también se observa que mejoran su fortaleza.

  • Aceite de zanahoria-hipérico

La zanahoria es una de las verduras más ricas en beta-carotenos (precursores de la vitamina A) con probadas y reconocidas propiedades beneficiosas para la salud. Puedes aprovechar las propiedades del aceite de zanahoria para cuidar cara, cuello, cuerpo, cabello y contorno de ojos. Fabricado con aceites de almendras, hipérico, zanahoria y aceite de oliva virgen extra, es altamente nutritivo, cicatrizante y  antiinflamatario. Resulta ideal para masaje, como loción hidratante o para usar en un baño de aromaterapia.

Puedes encontrar todos estos aceites y muchos más que te sorprenderán en https://arahi.es/categoria-producto/linea-corporal/aceites-corporales/

Comments (0)

Dejar una respuesta