¿Piel reseca con tanto cloro? Enjabónate con Arahí.

¿Piel reseca con tanto cloro? Enjabónate con Arahí.
19 julio, 2018 Rosa Aguilar

Para quienes no tenemos la suerte de disfrutar de la playa más allá de unos pocos días al año, la piscina se convierte en la principal aliada para sobrevivir al calor del verano, sobre todo por nuestra zona. Sin embargo, en la piscina encontramos otro enemigo que no son las altas temperaturas: el cloro.

Cuando decimos ‘enemigo’ tampoco hay que pasarse, pues el cloro es el responsable de que te puedas bañar tranquilo sin estar en un ‘caldo de cultivo de hongos y bacterias’. Sus cualidades desinfectantes limpian y esterilizan no solo piscinas, sino también hospitales y hoteles. Sin embargo, a veces no se miden bien las cantidades adecuadas y puede afectar a nuestro cuerpo.

De por sí, el agua contiene un pH superior al de la epidermis, pero si además sumamos el cloro y a su vez lo combinamos con cremas solares, perfumes o desodorantes, nuestra piel puede resecarse, irritarse o presentar una reacción alérgica. Algo que también ocurre con los ojos -todo el mundo en su vida ha experimentado los clásicos ojos rojos de piscina-. De ahí, que sea fundamental darse una ducha posterior al bañito para retirarlo e hidratar la piel para restaurar los aceites esenciales.

“El cloro puede afectar a pieles reactivas y atópicas, pues aumenta la sequedad cutánea, sobre todo si realizamos baños muy prolongados. Nuestra piel se protege de los elementos adversos ambientales con la formación del manto acuoso-lipídico. Esta capa protectora se ve alterada e incluso eliminada con la exposición ambiental a determinados agentes más agresivos, en especial en las pieles sensibles”, afirma la Dra Cristina Villegas, dermatóloga del Hospital Universitario Sanitas la Moraleja.

Tampoco es el mejor amigo de nuestro pelo y uñas que también deberán cuidarse a posteriori. En especial, aquellos que lleven algún tipo de coloración en el cabello, pues otro tipo de reacción bastante habitual es la de tener el pelo ‘verde moco’ al final del verano -en especial en los tonos claros-. No obstante, ante esta situación el cloro no es el culpable, pues los auténticos responsables son partículas de metales oxidados, como hierro y el sulfato de cobre.

Otra sustancia habitual en las piscinas es la cloramina, resultado de una reacción química entre el cloro y los fluidos orgánicos como la saliva o la orina. Porque eso de que hay pis en las piscinas no es ninguna leyenda urbana. Según un estudio de la universidad de Alberta (Canadá), el resultado en dos de las piscinas públicas analizadas fue que en tres semanas se había acumulado 75 litros de orina en la piscina más grande (de 840.000 litros) y 30 litros en la más pequeña (de 420.000 litros). Aunque, tranquilos, porque el nivel de orina hallado en los jacuzzis triplicaba el encontrado en las piscinas.

Aunque la orina es inocua para nuestra salud, algunos de sus componentes como la urea, el amoníaco y la creatinina pueden reaccionar con el cloro y los desinfectantes provocando irritación de las mucosas oculares (conjuntivitis), problemas respiratorios como tos, alergia y asma o estimular que se acumule un desagradable sarro marrón en nuestros dientes.

Aunque no hay estudios que aseguren que el cloro es peligroso para nuestra salud y queda demostrado que son peores las infecciones que podemos padecer si no lo usamos, cuando acaba con las bacterias no discrimina, es decir, también puede matar las comunidades microbianas normales en nuestra piel y provocar problemas como el acné o la dermatitis.

Para evitarlo solo tienes que ducharte antes de darte el baño (para evitar que tus cremas y desodorantes reaccionen con el cloro) y después para eliminarlo, para lo cual te recomendamos usar uno de nuestros jabones naturales de aceite oliva, elaborados de forma artesanal para obtener agradables texturas y aromas, limpian la piel eliminando las células muertas realizando una suave exfoliación y dejando la piel hidratada.

Podrás elegir entre distintos formatos (desde el minipets para viaje hasta el formato de 200 ml), líquido o pastilla y variedad de aromas (chocolate, jojoba, alepo…)

https://arahi.es/categoria-producto/linea-corporal/jabon-liquido/

https://arahi.es/categoria-producto/linea-corporal-y-facial/jabon-artesano-oliva-virgen/

 

Fuente: www.lavanguardia.com

Comments (0)

Dejar una respuesta